Cómo limpiar una sombrilla de bebé

Cómo limpiar una sombrilla de bebé

Ha llegado el verano y en esta época del año aprovechamos para salir a la calle y disfrutar del ambiente soleado. No podemos olvidar la vital importancia de proteger a nuestro bebé de los rayos del sol con una buena sombrilla. Para que ésta se sostenga eficazmente sobre el carrito, es importante disponer de un buen portasombrilla

En Jicaclick, líderes en accesorios de plástico, encontrarás portasombrillas para carrito de bebé universales que proporcionan sombra en cualquier dirección gracias a su sistema giratorio. Además, existen 3 tamaños, por lo cual se adapta a cualquier sombrilla y carrito. Si tu sombrilla es superior a métrica 7, Jicaclick recomienda disponer el portasombrillas con mecanismo de flexo.

A continuación os daremos algunos consejos en cuanto a la estructura idónea para una mejor limpieza y explicaremos como conseguir eliminar la suciedad con éxito.

Portasombrilla fácilmente manejable y desmontable

Es fácil que la sombrilla se ensucie ya que está continuamente expuesta. Por eso, conseguir una buena limpieza de sombrilla y de todos los elementos que la conforman, es importante para el bienestar, la salud y comodidad de nuestro bebé. 

Como hemos mencionado antes, es conveniente que el portasombrilla tenga un mecanismo que asegure y sujete la sombrilla con eficacia, y debe ser también fácil de manipular. El portasombrilla universal de Jicaclick permite funciones indispensables, como manejar la sombrilla con libertad y una limpieza sencilla, al ser mayormente de plástico

Pasos a seguir

Al proceder a la limpieza de nuestra sombrilla tenemos que tener en cuenta los diferentes métodos y productos dependiendo de las características de ésta.

Métodos de limpieza

El procedimiento que debemos seguir dependerá de si nuestra sombrilla es completamente desmontable o, en su defecto, de una sola pieza. 

Desmontable

En caso de que podamos desmontarla, es mejor tratar cada parte por individual: la tela por un lado y el portasombrilla, las varillas y demás elementos por otro. Lo idóneo a la hora del secado sería mantener todo desmontado, preferiblemente aprovechando los rayos de sol para eliminar la humedad lo antes posible.

No desmontable

En caso de que no sea desmontable, se recomienda lavar la sombrilla con un cepillo, parte por parte. Lo mejor es ir cambiando la sombrilla de posición mientras se seca para que no se acumule el agua en una sola zona. Esto podría generar moho y, a consecuencia, manchas.

Productos de limpieza

Tendremos que decidir qué tipo de productos vamos a utilizar para la limpieza de nuestra sombrilla: químicos o naturales. Ambos son eficaces en cuanto a limpieza y desinfección. Cuál de los dos tipos elegir está en tus manos.

Jabones químicos

Muchas personas prefieren los productos químicos ya que son accesibles y fáciles de obtener. Sólo con mezclar cualquier jabón o detergente con agua conseguiremos buenos resultados.

Recetas naturales

Si nuestro bebé tiene algún tipo de alergia a los productos químicos o simplemente prefieres utilizar productos más naturales, existen diversas recetas que sirven para limpiar nuestra sombrilla. Por ejemplo, la mezcla de bicarbonato o vinagre con agua.

Mantenimiento de la sombrilla

Para su mejor mantenimiento, es recomendable aplicar un aceite lubricante en las partes de plástico y metal como el portasombrilla y varillas. Esto podemos hacerlo cada vez que procedamos a la limpieza o únicamente cuando guardemos temporalmente la sombrilla hasta el siguiente rayo de sol. 

Para cada material existen diferentes lubricantes. No obstante, existe una fórmula con la cual el lubricante del metal nos sirve también para el plástico. Ésta consiste en mezclarlo con vaselina solida y líquida.

Pásate por Jicaclick y hazte con el portasombrilla para que tu bebé pueda protegerse de los rayos del sol en todo momento.

¡Comparte ahora!

Déjanos un Comentario

Últimas entradas